[LVM] Día 130 – Versalles

El Palacio de Versalles bien se merece un apartado en esta bitácora.

El palacio es una enorme construcción que desborda lujo y opulencia. Alrededor de este hay cientos de hectáreas de jardines con fuentes, esculturas y diversos atractivos.

Cientos de hectáreas.

Versalles es una localidad a unos 30Km del centro de París, la que era frecuentada por Luis XIII para cazar. Eventualmente la cabaña se transformaría en un pequeño palacio, el que empezaría a ser frecuentado por Luis XIV, luego de la muerte de Luis XIII. Las continuas visitas hicieron que Luis XIV se enamorara del palacio y decidiera realizar una serie de trabajos para agrandarlo y embellecerlo, los que terminarían en el gigantesco y fastuoso palacio que se conoce hoy en día.

Cuando Luis XIV asumió la corona, su padre había iniciado distintos esfuerzos por centralizar el poder tanto político como económico, esto siguiendo la lógica del origen divino de la monarquía, quienes en consecuencia eran los únicos aptos para ostentar cualquier poder. Centralizar el poder significaba que era necesario eliminar todas las huellas de feudalismo, terminar con las estructuras feudales y con el poder fáctico que los antiguos señores feudales mantenían en las zonas que habían gobernado.

Cuenta la historia que cuando Luis XIV asumió el poder, este despreciaba el Louvre y por este motivo comenzó a frecuentar el Palacio de Versalles, hasta finalmente fijar su residencia ahí. Luego, para terminar con las últimas trazas de feudalismo y como un método para mantener a la nobleza bajo control, convenció a nobles y miembros de su corte a que vivieran con él en Versalles.

Ten a tus amigos cerca y a tus enemigos aún más cerca.

Unas 7000 personas terminaron viviendo en el gigantesco palacio que abarca una 1000 hectáreas de terreno, incluyendo jardines, fuentes, lagos, bosques y diversos palacios de menor tamaño. Así como si nada, los nobles dejaron las intrigas y se fueron a vivir la vida loca con Luis XIV.

Cuenta la historia que las numerosas esculturas y fuentes del palacio formaban un circuito, el cual mostraba imágenes de fieras devorando animales, escenas de caza y otros similares. Este circuito era supuestamente utilizado por Luis XIV para prevenir que los nobles contemplaran la idea de revelarse: básicamente los nobles y rey recorrían el circuito mientras esté último comentaba el destino de los animales que caían en las garras los predadores, al tiempo que insinuaba que ese era el destino que le deparaba a cualquiera que se levantara contra él.

Un anfitrión encantador.

En la práctica, el palacio es un lugar enorme, pero probablemente lo más impresionante sean los jardines. Hectáreas de jardines que se extienden hasta perderse en el horizonte. Yo sé que esto suena como una exageración, pero de ninguna manera. Si te paras a la salida del palacio, los jardines se extienden más allá del horizonte.

Grande.

La verdad es toda una experiencia conocer el Palacio de Versalles, literalmente es ver en la realidad un palacio originado en un cuento.

 

4 comentarios sobre “[LVM] Día 130 – Versalles

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: