[LVM] Día 10 – Tres Ojos

Hoy fuimos a visitar el Parque Nacional Los Tres Ojos. Pero antes de nada, Ricardo nos invitó a tomar un desayuno dominicano.

Se acuerdan cuando les conté que con estupor habíamos descubierto que acá fríen el queso? Afirmense que se viene un ejemplo.

Cuando nos dijeron desayuno dominicano yo pensé que se trataría de frutas tropicales y café.

Más perdido que payaso en velorio.

El desayuno dominicano son huevos fritos, queso fresco frito, salchichón frito (cuéntate una nueva), puré de plátano verde y cebolla en escabeche (o algo por el estilo). Es importante notar que el puré de plátano en este caso no le da “el toque liviano” al desayuno, por el contrario el puré de plátano verde es como el puré de papas, no es dulce ni liviano.

Después de un desayuno de campeones partimos a Los Tres Ojos. Dicho parque se llama así en referencia a 3 lagos que están escondidos dentro de una gran caverna. Estos lagos se conocen como Lago de Azufre (que en realidad no tiene azufre sino calcio), Lago Nevera (porque el agua está a “fríos” 20°C) y el Lago Damas (porque alguna vez estuvo reservado como balneario para mujeres y niños).

La caverna donde están los lagos es gigante, lo suficiente como para albergar 3 lagos de buen tamaño, cada uno separado por varios metros de piedra y caverna. La atmósfera dentro de la tercera caverna es un sauna de horror, un par de minutos y estabas sudando como loco. Si el ambiente en el caribe ya es como un sauna, está caverna era peor. El agua de los lagos era transparente y de un azul intenso, casi como una imagen de postal.

Además de estos 3 lagos hay un cuarto que se puede ver sin entrar a la caverna (el de la imagen principal de este post). A ese le llaman el cuarto ojo.

Según cuentan los guías del parque, se cree que la caverna fue utilizada por indígenas como casa. Esto me dió mucha curiosidad porque la caverna está un poco alejada de lo que uno se imagina normalmente cuando te dicen caverna. De hecho, es más parecida a un gran hoyo en el suelo y de acceso bastante difícil. Quien fuera que haya vivido ahí estaba lejos de entender lo que significa pragmático.

Ya de vuelta en la casa, era hora de terminar el día, pero un día que partió con un desayuno de campeones debía terminar con una comida de campeones, así que probamos el mofongo.

Hasta donde entiendo el mofongo es una masa de plátano verde y chicharrón de cerdo, que se fríe y se sirve como una bola con queso y puede estar acompañada de alguna guarnición.

Nos les dije que acá todo era plátano, fritanga y cerdo.

Un comentario sobre “[LVM] Día 10 – Tres Ojos

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: