[LVM] Día 6 – Playa Cosón

La playita se llama Cosón, está junto a los cerros y el cielo…y verás como quiere el caribe al amigo cuando es forastero.

Si vas al Caribe – Los Tropicales Quincheros

Cosón es una playa que está a unos 15 minutos de Las Terrenas. La gracia de esta playa es que es más grande que la playa que estaba frente a donde nos estábamos quedando y además podías almorzar en la playa, ahí, sin sacarte el traje de baño ni tener que limpiarte el arena.

Como siempre la plata era paradisiaca y super agradable: agua color turquesa tibia, arena suave, calorcito, sombra gracias a las palmeras de la orilla.

El caribe transmitiendo en vivo y a todo color.

Ahí al lado de la playa estaba Donde Luis, un pequeño restaurant (?) con mesas y toldos esparcidos entre las palmeras, donde podías almorzar un chillo (pescado parecido a la reineta) asado con papas fritas, tostones y arroz. No nos quedó más opción que almorzar uno.

Bueno el almuerzo.

Algo que he podido notar hasta ahora en la gastronomía dominicana es que la fritanga es un elemento casi canónico de la preparación de cualquier alimento. Gran parte (o todo?) de lo que comen es frito. Papas? Fritas. Plátano? Frito. Carne? Frita. Incluso van un paso más allá y fríen cosas que podría parecer innecesario que estén fritas, por ejemplo el queso.

Fríen. El. Queso.

No les explico lo confundido que me sentí cuando me enteré de eso. Tantas preguntas. Por ahora no diré más, pero en otro post ahondaré en está situación.

La cosa es que sin ser experto en cocina dominicana y con solo 6 días por las tierras de la Visa para un Sueño, me aventuraría a decir que la Santísima Trinidad de la cocina de este país sería algo así como la fritanga, el plátano y el consumo de cerdo. Y es que esas tres cosas resultan ubicuas a la hora de comer por acá.

Y bueno, luego de pasar la mañana ahí en la playa y almorzar al estilo caribeño, teníamos que iniciar el regreso a Santo Domingo. A esta altura yo ya estaba ávido por presenciar las nuevas acrobacias al volante que que nos presentarían los dominicanos en esta pasada por la carretera. Creo que las lecciones más importantes que pudimos aprender en esta pasada fueron que: i) no importa el tamaño del objeto, siempre se puede llevar en moto; y ii) no importa cuántas personas ya hay arriba de la moto, siempre puede subirse una más.

En serio, Miami me lo confirmó.

Un comentario sobre “[LVM] Día 6 – Playa Cosón

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: